sábado, 21 de mayo de 2011

Poemas para no pensar





Ser
Intento de avance
Noche despiadada tritura el pensamiento
no estás y estás para astillar sueños
Viaja la memoria a un sitio insospechable
mueca ensordecedora columpia nostalgias…
Somos y no somos los mismos
mentiras disfraza la mañana
en mi ventana irrumpe un torbellino
escapan del cuerpo los diablos

(2)

¿Quién sabe de estas plantas tan cansadas?
de esta voz, de estos ojos, de estas manos
¿Quién sabe de estos cántaros heridos?
del sinsonte apagado, el leño seco
esa ola perdida entre las rocas
esos rayos de luz en la penumbra
esa sombra que vaga entre los muertos
¿En qué sitio duerme la paz?
¿Quién puede decir dónde la encuentro?

(3)

Creí en el camino que juntos diseñamos
Dejé de Ser y fui por ti al final del camino
Una pálida luz, un acorde perdido…

(4)

…”Entre tú y yo, ambos hemos perdido”…
-Maestro- retomo tus versos
Destemplada, incrédula, mordaz…
Como alondra sin rumbo por los cielos
un velero extraviado en alta mar…
He perdido el lucero, la sonrisa
Mi luna se ha eclipsado, ya no está…
mi luna ha perdido el universo
y a este Ser al que nunca supo amar.


(5)

Si alguna vez, -digo- si existiera una otra vez
Volvería a mojarme bajo la lluvia
dejaría secar mi cuerpo con la pasión del tuyo
mi código por ley del hombre seguirá siendo ético
porque te amo y soporté los silencios
Volvería cual mariposa a poblar tu jardín
Sé que crecen fantasmas
Sé que duelen los años
Sé que espantan los miedos
Si alguna vez, – digo - sé que ayer no es mañana
Y me pierdo y te pierdo y te perdí, mi alma…
Sé que todo es ajeno, no te quedan palabras.

(6)
No quiero que me nombre con odios y violencias
No lastimes las horas hecha historia
Una página palidece sentenciada
No eches a perder dulce memoria.

(7)

Es cierto
Creí en la estrella del Sur desde el balcón de mi casa
Soñé cada noche con la aparición del alba
Consulté el oráculo
Es cierto
Creí que el mundo danzaba entre mis manos
Creí en el camino dibujado junto a la vía láctea
Es cierto, creí en ti

(8)

Pude zurcir los labios para no pronunciar tu nombre
No pude
a pesar de todo, lo pronuncio blando, suave en mis adentros
Tierno aletea en mi agitado pecho
(9)

Salir…
Es tarde, comienzan espejismos
Un amargor revienta las sienes
Sabor a sal carcome los labios
Hay que saltar, remar hasta la orilla.

(10)

Culpas de qué, por qué y a quién
Anda agachado el sol
Va lastimado.

(11)

Con estos ojos retraté tu cuerpo,
encendido, frívolo, tierno, violento
reí cada encuentro, lloré las ausencias
de memoria se nutre toda el alma mía…
Con estos labios pronuncié tu nombre
De boca apresurada hasta tu boca bebí mieles
Recorrí caminos…Ah, senderos frondosos
Selváticos y dulcísimos
Con estas manos esculpí
cada línea de tu toda dimensión
y me volví universo
y te volviste fuego, océano, infinitud

(12)

Ah muchacha
la tarde fue corrida de toros
Fue la muerte, la cuerda, la nada…

(13)

Camino tras los pasos de mi sombra

(14)
Somos tal vez
Consecuencia de nuestros manantiales

(15)

Algún día, si existiera ese día
la pirueta del humo de un cigarrillo
denunciará mi presencia

(16)
Alguien dice que tengo que olvidar
¿Puede olvidarse el pan, el vino?
Las noches de magias, tanto frío…

(17)
Soy
Como las gaviotas que emigran a confines
Y enmudecen más tarde cuando todo se acaba
Lamento de guitarra en las noches perdidas
Una luz que no apaga su claridad de día

(18)

Si mañana despierto de esta pesadilla
una playa quiero, el despejado cielo
y por sol,
la sonrisa de todos los niños.

(19)
Déjame
Déjame en la quietud de esta nostalgia
símbolo de luz que no perece
noctámbula presencia
criatura agua espuma
poeta labios de cristal

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog