viernes, 19 de octubre de 2012

Poesías en Poeta









Esperanza y Humo


Gracias
Por despertar las abejas del panal en este universo
de paja y nevada
en que aprendí de aciertos y desaciertos.
Te fuiste y pudiera decir:
La soledad se ha sentado en mis umbrales como débil criatura
vi volar las piedras ofendidas en su errar por las llanuras del mar
lloré hasta enloquecer la luna.
Ah, que no conociste dolores de sirenas
ni aguaceros atormentados en las madrugadas.
Perdí la cuenta de los herrajes que sostienen el cuerpo
Y de meses que han pasado ajenos evaporados en humo.
Te fuiste y pudiera decir:
En medio de los Océanos hubo fuego y Noé volvió
para habitar este espacio
han crecido finísimas azucenas en los dedos
para contentar las noches contrariadas
han cambiado los atuendos cortinas de nubes.
Ah, si supieras cuanto me urgía amarte, tanto, tanto,
sin el figurín de los trapos, así salvajemente con fondos de tambores.
Llovizné de ron y miel las pajas de mi templo
sin embargo te fuiste y pudiera decir:
mis manos, asideros universales están vacías,
no te alcanzan mis ojos de lechuza herida
tus olores se perdieron después que me sembraste
de esperanza y humo, pero hay cantos de mar que acaban la locura.
Te fuiste y quisiera decir:
soy una ola alzada que ha alcanzado los astros
y desde esta puerta ancha esculpe las ciudades.

PRESENTIMIENTOS

Presentimiento I

Presiento
Un aguacero de besos sobre mis muslos
la ventisca en la noche adentrándose en los poros
Prometeo, galopando en la piel,
enraizado en mi vientre.
Presiento surtidoras aguas,
sus curvas por la garganta
entrelazada a los deseos; y los miedos
Mis pasos no están escritos
Nacida soy del sol y las estrellas.
Presiento
los fríos de invierno con la fusta del viento.
El mar triste y lejano, salitre en mis labios.
Yo, ungida de alzara, llama de musgo y alga,
Tiras de mi carne…
Mis pasos se pierden las multitudes.
Preciso un arcoiris
Girasoles para las mañanas sin sol.
Voy camino a la locura con un racimo de antojos
Vuelvo al gorjeo, tiendo os dedos…
Ahí el puente, el camino
Aquí yo, la que grita, la que cae
y se levanta.
 
Presentimiento II

Quise llegar al sol
calentar mis huesos
amarte despojada de las redes
cien años sobre tu piel
dueña del universo

Presentí la batalla de la carne
-fui luz en el aire herida-
esa noche lloraron las estrellas.
Nunca supiste de qué forma
nacieron los temblores
No lo sabrás
Ah, y cuanto de salvaje en esta isla…
Una voz mueve el aire
Yo, ausente.

Presentimiento III


Habrá otro sol, lo sé
a veces lo presiento.
Para mis madrugadas,
crepúsculo en las venas
una frase despeinada, ávida, sofocante
en la calle de mi piel tu mirada

OH, mundo ancho y hondo
Habrá otro sol
Un nombre asalta las noches,
Estalla fuerte como el hombre
Delicado como la mujer,
Agitador como el sexo.
Un nombre
desnuda el silencio.

En tu ausencia

Mi luna fallece en una cueva oscura,
distraída, adormecida,
Acurrucada.

Para no Pensarte

Voy a inventarme un sitio donde no estar
Ni estés, para volver a crearme
construyendo otro universo.

(I)
Aquí estoy
con mi silencio estrangulado
y la mentira de lo que soy
sobre un lienzo.
Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog